6 de septiembre de 2011

No vengas tú que la envidia buena no existe


¿Cuántas veces no han escuchado “Te tengo envidia, pero de la buena”? Yo lo he escuchado mil veces y estoy casi seguro que hasta lo he dicho. Pero me pregunto yo, ¿existe envidia de la buena? No vengas tú.

Según la Real Academia Española, el término envidia significa “Tristeza o pesar del bien ajeno. Emulación, deseo de algo que no se posee”. En ninguna parte advierte que sea malo, pero el décimo mandamiento no codiciarás los bienes ajenos. Es decir, religiosamente envidiar deja de ser algo bueno.

Hace poco una amiga me estaba contando de otra amiga que vive en Europa, vino a Venezuela, se fue Estados Unidos, regresaba a Venezuela, se regresaba a su país, luego iba a Bélgica unos días. Luego de echarme el cuento me dijo: “le tengo demasiada envidia, de la buena claro”. No vengas tú. Yo sí le tengo envidia pero de la real, de la cochina.

Hay cosas que obviamente siempre nos harán despertar ese sentimiento en nosotros. Siempre hay gente que tiene mejores posibilidades, mejores oportunidades o incluso tienen más suerte que uno. Y sí, en muchas ocasiones se ganan esa envidia de gratis. Pero no vengas tú a decir que es buena. Porque ese deseo que se despierta en tu cerebrito, esa codicia, simplemente son ganas de tomar su lugar a toda costa. Si estuviéramos en una película de terror, seguramente recurrirías a medidas violentas y le echas la culpa al fantasma.

Mi llamado es a sincerarnos y a darnos cuenta de que la envidia “buena”, por muchas veces que la sintamos, no existe. Nadie te va a castigar por sentir envidia de la que es, que quizás no es mala pero tiene su grado de perversión. Siente la envidia con orgullo, porque en algún momento serás tú el que la despierte en otras personas.

Albert Manrique
@AlbertSoyyo

2 comentarios:

Raul Griman dijo...

jajajajajajaja me he meado! porque si, esa envidia buena no existe sino porque nos da pena ser envidiosos, pero con este post envidiaré cochinamente sin tratar de disimularlo, y si es pecado, pues pecaré de envidioso pero me quitaré el peso de la mentira, diciendo que es envidia de la buena...

4 de octubre de 2011, 14:37
Anais Lopez dijo...

Pues he sido testigo de que me digan... Amiga te tengo envidia de la buena!!! de la cual he contestado... Amiga no vengas tu... hechale bol..... y tendras lo mismo que yo jajajajjajajajajjaja Sencillito vale

14 de octubre de 2011, 11:47

Publicar un comentario

 

©2011No vengas tú | by TNB