27 de junio de 2011

Retro NVT: No vengas tú a robarme


¿Te robaron? ¿Cómo fue? ¿Quién fue? ¿Te pasó algo? Gracias a Dios que estás bien. Qué lástima vivir en un país en donde uno se tenga que alegrar porque un infeliz que te quitó un teléfono no te hizo nada.

Una vez más el hampa venezolana se lleva mi Blackberry. La primera vez que me robaron un teléfono de esta categoría fue esperando un carrito cerca de Venevisión. Llegó el tipo y muy amablemente me mostró su pistola, me pidió plata y el celular. No, no lo tenía en la mano. Yo sólo estaba ahí. Pero claro, Gracias a Dios que no me pasó nada y no me quitaron más nada. Tenía una colección de Almodovar de Pastor Oviedo en mi bolso que seguramente valía bastante.

Afortunadamente, esta vez no me di cuenta. Me encontraba yo en una fiesta, no muy divertida por cierto. De vez en cuanto sacaba mi teléfono para Twittear. ¿Qué iba a pensar yo que iba a desaparecer? Ni que Venezuela fuera un país inseguro. En una de esas voy a poner algo en Twitter y mi bolsillo estaba vacío. Como todo un cateto quedé cuando me di cuenta que no tenía teléfono ni dignidad. ¿Cómo coño no me di cuenta cuando me metieron la mano en el bolsillo de atrás y me sacaron el aparato?

¿Cosas que pasan no? Por lo menos esta vez no vi pistola. Yo salí en góndola. A una amiga hace dos día la robaron caminando por Los Palos Grandes, en Chacao el supuesto municipio más seguro de Caracas. La policía llegó 20 minutos después.

Ahora sí que me quedo bien old fashion style, sin teléfono, sin plata para comprarme otro Smartphone y con la cara de tonto. La misma cara que nos dejan a todos los venezolanos los desgraciados malandros que roban a diesta y siniestra.

Señor delincuente, uno no es millonario. Uno es un venezolano común y corriente. Bastante que uno trabaja para tener un celular decente. No vengas tú a joder más a este país. Por gente como tú es que estamos como estamos.

PD: La vez anterior le cambié el trackball y una semana después me robaron. Hace unos días le cambié el trackball a este y pasó a mejor vida. Moraleja: no le cambien el trackball a su celular.

Albert Manrique

2 comentarios:

Haydelis dijo...

Mejor moraleja: compre uno con trackpad. Y pues q rabia q en venezuela siempre haya una historia de robo y/o hurto

18 de noviembre de 2010, 12:34
Nymph_Alice dijo...

Totalmente cierto....en todo debemos darle gracias a Dios porque sólo nos quitan lo material...que chévere en esos países que además de mantener una buena calidad de vida, también pueden mantener sus pertenencias materiales... Y nosotros que como bien dices tú, no sudamos una buena.,...pues, tenemos que acostumbrarnos a "regalarle" a los demás... que rabia!

28 de junio de 2011, 23:49

Publicar un comentario

 

©2011No vengas tú | by TNB